14 de abril de 2014

Telarañas en los depósitos de gasolina (y no es una metáfora de la crisis)


Una especie de araña 'adicta' a la gasolina ha obligado a Mazda a llamar a revisión unos 42.000 coches para solucionar un defecto en la fabricación del depósito de combustible que permite a este insecto 'enredar' con sus telas de araña y provocar la obstrucción de sus sistemas de alimentación y ventilación.

La araña de saco amarillo, como se conoce a esta especie de nombre científico casi impronunciable (Cheiracanthium punctorium), es una singular especie arácnida originaria del continente americano que se siente atraída por el olor de la gasolina. Y por culpa de este instinto más de 40.000 Mazda6 fabricados entre 2010 y 2012 (generación anterior al actual) en Estados Unidos se están viendo afectados por su acción con riesgo, incluso, llegado el caso extremo, de generar un incendio en su interior.

Ayudadas por un diseño del tanque de combustible que les permite acceder al interior de un modo sencillo, estas arañas tejen sus telas en el sistema de alimentación y ventilación produciendo una restricción del flujo de combustible que, a su vez, puede reducir la presión enla limpieza de vapores. Ello provoca la posibilidad de que las paredes del propio depósito se agrieten y se generen fugas de combustible con riesgo de incendio, según denuncia la autoridad de seguridad vial en EEUU (NHTSA).
fuente: eleconomista.es

11 de abril de 2014

Los márgenes de la gasolina siguen subiendo

Los beneficios de los surtidores se han incrementado un 13% con subidas en los últimos tiempos que llegan hasta los 18 céntimos por litros.

Los márgenes brutos obtenidos por los operadores en la venta de carburantes aumentaron en febrero un 8,6% en el caso de la gasolina y un 6,5% en el del gasóleo con respecto al mismo mes del ejercicio anterior, según el último informe mensual de supervisión elaborado por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

En el informe, el regulador vuelve a detectar un «efecto pluma» en la evolución de los precios, por el que los abaratamientos en las cotizaciones «se están retrasando y no se trasladan completamente», frente a la velocidad con la que se repercuten las subidas, lo que ocurre al mismo ritmo de otros países de la Unión Europea. Tampoco las bajadas de impuestos se trasladan al precio final del carburante con la misma rapidez con la que lo hacen las subidas.

Al analizar los márgenes obtenidos por los operadores, el informe señala que en febrero se produjo un descenso del 4,7% en la gasolina y del 1,3% en el gasóleo, con respecto al mes anterior. Sin embargo, ello no impide que los márgenes hayan aumentado considerablemente con respecto a febrero de 2013. En enero, el incremento en términos interanuales había sido de hasta el 25%.

Además, el informe indica que, desde abril de 2012, los márgenes brutos en España han aumentado de los 15 céntimos por litro a 17 céntimos, lo que supone un incremento del 13% y afirma que se han producido «recientes episodios de subidas de hasta 18 céntimos». Frente a esta tendencia, la evolución de los márgenes brutos se ha mantenido en este periodo en el resto de la UE.

Por otro lado, la CNMC constata que España es el país con mayores precios antes de impuestos, 5,4 céntimos más que la media de la UE. Sin embargo, los precios de venta al público de la gasolina 95 se sitúan 15,5 y 12,4 céntimos por debajo de los de la zona euro y la UE respectivamente.

Asimismo, el regulador precisa que los precios de los carburantes de Repsol y Cepsa son similares, los de BP son algo más bajos, y las estaciones de servicio independientes registran los precios finales más bajos de todos.
fuente: diarioinformacion.com

2 de abril de 2014

Chapuzas y corrupción en las autovías de Baleares


La polémica con las autovías de Ibiza no ha terminado y por lo que parece, el tema va para largo. Lo último es que una inexplicable decisión del Govern de Antich, cuando ya estaba en funciones, puede costar entre 100 y 140 millones a los ciudadanos de las Islas.

Antes de esto, hubo una amplia movilización vecinal contra las obras, que requirió incluso la intervención en varias ocasiones de los antidisturbios; después las denuncias contra el Govern del PP por supuestas irregularidades en las adjudicaciones, más tarde se coló la trama Gürtel con la que se vio vinculada una de las empresas concesionarias y más recientemente se ha conocido la sentencia contra el actual Ejecutivo por los atrasos en el pago de las cantidades estipuladas por la concesión de la autovía al aeropuerto, que para mayor desgracia, se inunda cada vez que llueve.

Hasta la fecha, todo contra el PP pero ahora la situación ha dado un vuelco y ha sido el Govern de Bauzá el que ha llevado las autovías de Ibiza ante el Tribunal Superior de Justicia siendo el Ejecutivo de Antich el denunciado.

En la legislatura de 2004 a 2007, con Jaume Matas como president y Mabel Cabrer como consellera de Obras Públicas, se diseñaron y adjudicaron las dos autovías de Ibiza, la del aeropuerto y la de Sant Antoni. Se eligió la fórmula denominada peaje en sombra por la cual la concesionaria primero hace las obras y luego va cobrando durante los 25 años de concesión.

Los pagos se realizan trimestralmente y la cuantía de los mismos se determina mediante una complicada fórmula donde un factor es una cantidad fija. Otro es una dosis variable que va en función del número de coches que circulan por estas autovías cada año. Después están los factores correctores, las sanciones, el IVA...

Según el pliego de condiciones, el número de coches al año tiene un tope y éste es el que marca la estimación del estudio de viabilidad económica financiera. Puede suceder que circulen más coches de los estimados pero para calcular la cuota trimestral a pagar debe contarse como máximo el número de vehículos establecido en el plan de viabilidad: se pueden contar menos y el precio baja pero nunca se puede superar el tope estimado.

Discrepancias desde el principio

Se inauguraron las carreteras y ya gobernaba el Pacte cuando llegó el momento de iniciar los pagos a las concesionarias de las dos autovías. Al parecer hubo discrepancias entre el Govern del Pacte y las concesionarias sobre el criterio a seguir para calcular la cuantía de las cuotas trimestrales hasta que el 1 de junio de 2011 el conseller de Obras Públicas Jaume Carbonero, que estaba en funciones, firmó una resolución que resultó muy favorable para los intereses de las concesionarias y muy perjudicial para las arcas de la Comunidad Autónoma.

La resolución determinaba que el criterio a seguir para efectuar los pagos era contar el número total de coches y que en ningún caso debía aplicarse el tope establecido en el estudio de viabilidad. Desde entonces, el Govern paga cada trimestre más dinero del establecido en el pliego de condiciones o al menos así lo ha interpretado la actual Dirección General de Transportes. Los pagos trimestrales son del orden de entre 5 y 6 millones de euros, unos 22 millones cada año.

En aplicación de las fórmulas que establece una concesión del estilo peaje en sombra, los pagos van aumentando cada año y lo hacen de forma muy ostensible en los últimos diez años de la concesión. Según los cálculos realizados por el Govern, el sobrecoste de la autovía Ibiza- Sant Antoni, derivado de la decisión de Jaume Carbonero, será de entre 83 y 97 millones. Mientras, el sobrecoste de la autovía al aeropuerto, será entre 16 y 47 millones. Para el cálculo de los dos sobrecostes se puede utilizar la interpretación más conveniente al Govern o la más favorable a la concesionaria y de allí que se establezcan las horquillas antes mencionadas.

En cualquier caso, el sobrecoste de las dos autovías será al menos de casi 101 millones de euros, cifra que aumentará a los 144 millones si prospera la interpretación más favorable a las concesionarias.

Ahora el Govern intenta por todos lo medios evitar este encarecimiento de más de 100 millones de euros. Ha solicitado un informe a la Abogacía de la Comunidad Autónoma, que ha determinado que la resolución de Carbonero fue incorrecta al eliminar el tope de vehículos. Ahora ha presentado un contencioso administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de Baleares por considerar lesiva la resolución de Carbonero. La sentencia puede tardar meses y, de momento, el Govern sigue pagando según lo que decidió el Govern de Francesc Antich.


La carretera de Manacor: otros 40 millones

Si las autopistas de Ibiza pueden acabar dejando una gigantesca vía de agua en las maltrechas arcas públicas por la gestión de los responsables políticos, la situación en Mallorca no le va a la zaga. Ni mucho menos. Y es que hace apenas unas semanas, una jueza de Palma ha dado el primer paso para abrir juicio contra la antigua cúpula del departamento de Carreteras del Consell de Mallorca, acusada por la Fiscalía de urdir un presunto entramado de corrupción en torno a la obra. Un supuesto sistema de cobro de favores en especie a los contratistas, con el regalo de obras particulares e incluso de catering para fiestas privadas. A cambio, apunta la investigación tras 5 años de pesquisas, se toleró que el presupuesto de la carretera engordase en decenas de millones de euros.

Y es que para calcular el perjuicio presuntamente ocasionado por esa obra bajo la lupa de Anticorrupción, la magistrada se ha apoyado en un peritaje encargado a un ingeniero de caminos que, tras analizar uno a uno todos los elementos de la obra cifró en 41 millones de euros la diferencia entre lo cobrado y lo ejecutado por las constructoras. Entre las comprobaciones que realizó y denunció el peritaje, cuyo contenido fue adelantado por este diario ya el año pasado, se llegaron a extraer y analizar numerosos testigos (fragmentos) del asfalto de la carretera con el fin de determinar los materiales empleados en el firme.
fuente: elmundo.es