3 de diciembre de 2014

Multas desde el cielo

La Dirección General de Tráfico cuenta con otros dos nuevos helicópteros Pegasus con lo que son ya cinco los aparatos que sobrevuelan las carreteras españolas, especialmente las vías secundarias, que son las que registran un mayor número de accidentes. Estos nuevos radares, al igual que los anteriores están dotados de un mecanismo y un software incluido en la cámara de vigilancia que transportan, de modo que captan la velocidad de los vehículos, además de poder detectar otras infracciones desde el aire. Desde que se puso en marcha el primer radar Pegasus, en marzo de 2013, hasta ahora las diferentes aeronaves en servicio han realizado 890 horas de vuelo, se ha controlado la velocidad de 17.802 vehículos y se ha denunciado a 3.199 conductores por circular a una velocidad superior a la permitida.

La velocidad media a la que circulaban los conductores de los vehículos denunciados fue de más de 30 kilómetros por hora por encima a la estipulada en la vía. Aún así, la velocidad máxima detectada y enunciada en una carretera con límite de 120 kilómetros por hora fue de 242. En carreteras con límite de 100 km/h se detectó un vehículo a 195 km/h y en el caso de carreteras limitadas a 90 km/h, la velocidad máxima a la que fue interceptado un conductor fue de 199 km/h. Estos excesos de velocidad han supuesto la pérdida 2.680 puntos a los conductores denunciados, destacando que a 46 de ellos, ese exceso de velocidad les ha supuesto la pérdida de 6 puntos, determinada como infracción muy grave. Los radares Pegasus constan de dos cámaras, una panorámica que facilita el seguimiento y captación de la velocidad y otra de detalle que tiene un objetivo que permite leer la matrícula del vehículo a un kilómetro de distancia, incluso ver si un conductor va hablando por el móvil.

El Pegasus que vigila las carreteras secundarias del Principado, tiene su base a A Coruña y en Valladolid. Desde estas bases los dos helicópteros Pegasus controlan a los conductores de Galicia, Castilla León y Cantabria.

FUENTE: asturias24.es

2 de diciembre de 2014

Fracking en Navarra a pesar de las protestas

Todas las localidades riberas afectadas por el proyecto de fracking de la empresa Frontera Energy se han posicionado en contra con mociones que rechazan las prospecciones en su territorio. Esta oposición se ha repetido con independencia de siglas en ayuntamientos socialistas (Cabanillas, Ribaforada y Cortes) y regionalistas (Fustiñana y Tudela) que se encuentran también en las más de 102.000 hectáreas inmersas en la demarcación de este proyecto que tiene tres fases, prevé una inversión de más de 15,2 millones de euros pero podría poner en riesgo la agricultura, forma de vida de la zona y su principal fuente de ingresos.

Todas las formaciones locales han respaldado la solicitud de Ecologistas en Acción de oponerse a esta iniciativa menos el Partido Popular, que, en palabras de su portavoz en Tudela, Enrique Martín, reconocen que “puede tener efectos desfavorables pero no se sabe a ciencia cierta a día de hoy”, por lo que no cierran la puerta a esta tecnología aunque exigen “el máximo control”.

El proyecto Aquiles va a iniciar los sondeos sísmicos no solo en Navarra sino también en Aragón y el permiso incluye la posibilidad de realizar prospecciones en el Parque Natural de Bardenas Reales, además de en las localidades navarras cuyos ayuntamientos ya se han manifestado contrarios a este proyecto. La principal preocupación se centra en que, como destacó el edil de I-E Eneko Larrarte, “el futuro de esta zona basada en la agricultura no puede verse amenazada por esta técnica apoyada en el falso mensaje de la dependencia energética. La calidad y el buen nombre de nuestros productos pueden verse afectados”, al tiempo que recordó que con la autorización actual, de mayo de 2013, “se pueden realizar perforaciones a pequeña escala donde se inyectará fluido tóxico con productos cancerígenos que actúan como aglutinantes del gas y que se quedan en el subsuelo contaminando los acuíferos y los cauces”.

Según la moción presentada por Ecologistas en Acción, y avalada en Tudela por el voto de todos los grupos menos el PPN, el fracking, que requiere 19 millones de litros de agua limpia por cada pozo (equivalente al consumo anual de mil familias), contamina las aguas subterráneas, el aire y contribuye al cambio climático, además de generar seísmos por la inyección de fluidos en el subsuelo.

Pese a que el PP se ha mostrado contrario en la vecina comunidad de La Rioja, en Navarra este partido no se ha opuesto a esta técnica. Desde I-E, Larrarte recordó a UPN, mayoría en los ayuntamientos que componen la Comunidad de Bardenas, que “este proyecto incluye a Bardenas por lo que espero que esta misma oposición la tengan en la Junta cuando se debata”.

La cruda realidad es que la oposición de ayuntamientos y autonomías poco sirve ante la opinión del Estado. Navarra ya se posicionó en contra y también Aragón, pero el pasado 26 de noviembre las Cortes de Aragón aprobaron una ley por la que no exigirán estudio ambiental a proyectos de investigación que pretendan usar el fracking. Pese a que los partidos se habían opuesto a esta técnica, a última hora la mayoría cambió de criterio.

FUENTE: noticiasdenavarra.com

30 de noviembre de 2014

El Plan PIVE se amplía de nuevo: ¿tan mal está el sector del automovil?

El Consejo de Ministros da luz verde a la ampliación del PIVE 6 y a la cuarta edición del Plan PIMA Aire. El Ejecutivo no consigna nuevo presupueto a la prórroga del PIVE, que utilizará remanentes de ediciones anteriores y parte del presupuesto reservado para el PIVE 7 de 2015.

El Gobierno vuelve a apoyar al sector de la automoción con nuevas ayudas públicas. El Consejo de Ministros ha aprobado hoy formalmente una ampliación del Plan PIVE 6 para la compra de turismos y el nuevo Plan PIMA Aire 4, dirigido fundamentalmente a vehículos comerciales.

El Ejecutivo no ha consignado nuevo presupuesto aún a la prórroga del PIVE, a pesar que hasta la semana pasada el Ministerio Industria apuntaba que contaría con 70 millones adicionales para cubrir la demanda hasta final de año. Finalmente, la ampliación del PIVE 6 se financiará con el presupuesto procedente de anulaciones de compras de la actual edición, remanentes de ediciones anteriroes y con cargo a los fondos reservados en los PGE 2015 para un eventual PIVE 7.

Como ya anunció el pasado viernes la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, el Consejo de Ministros ha aprobadeo hoy la ampliación del PIVE, pero las ayudas son aplicables a las compras de turismos realizadas ya desde el pasado lunes 24 de noviembre. El Ejecutivo, con esta modalidad de PIVE con efectos retroactivos, busca así reactivar al menos durante la última semana de noviembre las compras que los clientes han estado aplazando después de que se agotaran los fondos del PIVE 6 a finales de octubre.

La edición actual del PIVE ya había consumido la totalidad de los 175 millones de euros de presupuesto con fondos públicos. Y los Presupuestos Generales del Estado de 2015 incluyen ya una partida de otros 175 millones para un PIVE 7. Pero el problema es que dos meses sin ayudas públicas a la compra de vehículos habría paralizado el mercado. El Gobierno amplía el PIVE 6 (una suerte de un PIVE seis y medio) para mantener el pulso de la demanda hasta finales de año.

Los sucesivos planes PIVE han conseguido que las ventas vuelvan a crecer, y el sector acumula ya catorce meses consecutivos con matriculaciones al alza. El presupuesto público del PIVE 6, que arrancó el pasado julio, era de 175 millones de euros con los que se pretende ayudar a la compra de 175.000 vehículos nuevos, ya que el Gobierno ofrece una ayuda de 1.000 euros (1.500 euros si es familia numerosa), mientras que las marcas y concesionarios aplican un descuento adicional equivalente a cambiar de que el comprador entregue un vehículo antiguo y menos eficiente para su achatarramiento.

El Gobierno ha destinado ya en los dos últimos años un total de 715 millones en los dos últimos años para alimentar las seis ediciones del PIVE, cifra a la que se sumarán los 175 millones ya previstos para el PIVE 7 en los Presupuestos Generales del Estado de 2015. Plan PIMA Aire 4 En paralelo, el Consejo de Ministros también ha dado luz verde a la esperada cuarta edición del Plan PIMA Aire, con una dotación presupuestaria de 9,6 millones de euros. El programa está destinado a incentivar la renovación de vehículos comerciales por otro más modernos y más eficientes. El PIMA incluye también subvenciones a la compra de vehículos impulsados con gas, así como bicicletas eléctricas y con pedaleo asistido.

El PIMA Aire 4 contempla la concesión de ayudas públicas de 1.000 euros por cada vehículo comercial de menos de 2.500 kilogramos y de 2.000 euros por unidad en el caso de modelos de más de 2.500 euros. El concesionario tendrá que aportar una ayuda equivalente. Igualmente, los vehículos de gas de menos de 2.500 kilogramos recibirán 2.500 euros por parte del Gobierno más 1.000 euros del vendedor. Los modelos de más de 2.500 kilogramos obtendrán 5.500 euros de ayudas públicas y 2.000 euros de contribución comercial.

La cifra se elevará a 10.000 euros en el caso de vehículos de las categorías M2, M3, N2 y N3 (más de 18.000 kilogramos) y de 20.000 euros para los de más de 18.000 kilogramos de masa máxima autorizada. Las bicicletas con pedaleo asistido recibirán 200 euros.

FUENTE. expansion.com