25 de julio de 2014

i-Avia: el futuro de las gasolineras no es humano

EL cambio en los hábitos de consumo y el creciente papel de las tecnologías de la información en las vidas diarias de los ciudadanos, con la presencia creciente de los teléfonos móviles de última generación o smartphone que permiten una conexión constante vía informática, han inspirado al grupo vasco Esergui a diseñar un nuevo modelo de gasolineras para su red Avia -totalmente automatizado, interconectado, autónomo y sin necesidad de personal-, que permita dar un mejor servicio al cliente a la vez que reduce los gastos de funcionamiento y mejora los retornos de la inversión en un mercado, el de las estaciones de servicio, que tiene que afrontar los efectos de la crisis económica en el Estado español.

En un escenario en el que el consumo de productos petrolíferos ha caído un 25% en la última década hasta situarse en 54,6 millones de toneladas en 2013, según datos de Cores, y en el que la demanda de gasolinas se ha reducido un 39,7% y el de gasóleos ha caído un 7,2% en diez años, los operadores petrolíferos tienen que plantear nuevas alternativas para mantener la rentabilidad, máxime cuando la agencia de calificación Fitch pronostica que los bajos márgenes de refino en las factorías europeas continuarán durante al menos un par de años, dado el contexto de sobrecapacidad en el que operan estas instalaciones.

En este entorno, Avia -la red comercial bajo la que opera el grupo empresarial guipuzcoano Esergui, que abandera 135 de las más de 10.000 estaciones de servicio existentes en el Estado español y que alcanza un cuota de mercado media del 7% en las 22 provincias en las que está presente, cuota que duplica hasta el 15% en la CAV y Nafarroa-, ha decidido dar un salto adelante apostando por la innovación y la tecnología. Avia, según señala Iñaki Aguirrebeña, director de la unidad de negocio de estaciones de servicios, ha diseñado con un desarrollo propio de I+D+i, un nuevo modelo de gasolinera, i-Avia, cuyo primer prototipo ya está finalizado y que este otoño empezará a implantarse.

¿En qué consiste este nuevo modelo de gasolineras? “Se trata de una estación de servicio automática, autónoma y telegestionada”, destaca Iñaki Aguirrebeña.

Un aspecto destacado es que al ser telegestionada, “no precisa personal”. Además, es energéticamente sostenible porque está alimentada por energía solar con paneles solares, destaca el responsable de i-Avia. El usuario, según Aguirrebeña, cuenta con una pantalla intuitiva que le guiará paso a paso en el proceso y podrá pagar la gasolina con tarjeta de crédito, en metálico o a través del teléfono móvil. Al ser automática y telegestionada opera las 24 horas del día.

Una novedad adicional es que i-Avia ha creado una aplicación para los teléfonos móviles que indica la situación de las gasolineras más cercanas, dirige a las mismas y le permite generar códigos QR. “Un caso típico al ser una gasolinera de prepago es que, por ejemplo, en una motocicleta el usuario pague más combustible del que le cabe realmente en el depósito. Pues en ese caso, la diferencia se le abona a través de un vale con código QR que le sirve para el siguiente repostaje en una estación Avia”.

La gasolinera del futuro, según Iñaki Aguirrebeña, tiene otras ventajas derivadas del hecho de que es modular, puede adaptarse a diferentes tamaños y necesidades, y obra civil aparte en “sólo cinco días puede estar instalada”. Para ello cuenta con una composición estandarizada con un depósito de combustible de acero de doble pared de 60.000 litros con sondas para conocer el nivel con acceso remoto, equipos antiincendios automáticos, cámaras de vigilancia e iluminación nocturna vía leds, caja fuerte en el interior, conexión a distancia y capacidad en caso de necesidad de conectarse vía voz, por interfono, con los responsables de la estación de servicio.

El objetivo de estas estaciones i-Avia es alcanzar un número de entre treinta y cincuenta en los próximos meses pues, según Iñaki Aguirrebeña, “se puede comercializar vía franquicia, se instala en días y precisa una inversión muy inferior a una estación de servicio convencional”.

La innovadora i-Avia es la apuesta de futuro dentro de la marca Avia del operador guipuzcoano Esergui, una empresa creada en 1981 a través de la asociación de diversos empresarios particulares de estaciones de servicio de Gipuzkoa, y que ahora cuenta con una importante terminal de almacenamiento de productos petrolíferos en el puerto exterior de Bilbao.

fuente: deia.com

23 de julio de 2014

Repsol tiene prisa por empezar las prospecciones en Canarias


El presidente de Repsol, Antonio Brufau, aprovechó ayer un foro con empresarios canarios en Las Palmas para anunciar que las prospecciones petrolíferas en las islas comenzarán en el último trimestre de este año. Una vez que concluya el plazo de alegaciones del proyecto, que finaliza esta semana, y que el Ministerio de Industria conceda la autorización definitiva, algo que sin duda ocurrirá inmediatamente después, Repsol iniciará el proceso de exploración, unos sondeos que en este 2014 ya dirán si en las aguas de Canarias hay hidrocarburos. «Esto es progreso», proclamó Brufau.

Ni las multitudinarias protestas de los canarios, que han salido a la calle en múltiples ocasiones para protestar contra las prospecciones, ni la reunión que mantuvo este lunes el presidente regional, Paulino Rivero, con Brufau han hecho cambiar de parecer a la compañía petrolífera, que, al contrario, ve en el proyecto canario no solo una buena iniciativa empresarial, sino también una oportunidad de contribuir al enriquecimiento de Canarias.

En este aspecto fue en el que quiso incidir Brufau durante su reunión con la patronal canaria. Tirando del argumento de los beneficios económicos, el presidente de la empresa anunció que las prospecciones crearán alrededor de 5.000 empleos en las islas y no desmintió al ministro José Manuel Soria (canario y gran valedor del proyecto), que el día anterior había asegurado que Repsol tributaría hasta 400 millones de euros. «Haremos nuestros números», indicó el presidente de la multinacional, que insistió en la idea de que el sector de los hidrocarburos y el del turismo, actual pilar económico de Canarias, son complementarios. Para ello recordó que otros tradicionales destinos de vacaciones como el Golfo de México, California, Italia o Noruega combinan ambas economías. Incluso utilizó el ejemplo de Tarragona, donde se hallan, enumeró, una refinería, un parque de atracciones, un complejo químico y un puerto industrial. «Un territorio tiene que basarse en distintas áreas sin renunciar a la máxima calidad en ninguna de ellas», explicó.

De hecho, varios de los empresarios canarios que acudieron al encuentro se mostraron convencidos de las bondades del proyecto y destacaron que la inversión puede beneficiar a sectores como el del metal. «No podemos seguir contando historias, hay que poner las cuentas sobre la mesa. Canarias tiene 300.000 desempleados, el sector turístico está batiendo récords, pero se sigue creando desempleo», afirmó el presidente de la Federación del Metal de Las Palmas, Vicente Marrero.

En cualquier caso, Brufau habló de seguridad. «Ni se contempla que esta actividad que vamos a llevar a cabo pueda suponer derrames o algún tipo de accidente», declaró en Las Palmas. «Repsol lleva en su ADN la seguridad», agregó, y trató de rebajar la tensión que este asunto genera en la sociedad canaria. «Desdramaticemos. A Repsol le preocupa que una cosa que pueda ser tan positiva tenga un debate que la coarte», dijo.

Pero sus palabras no convencieron a las asociaciones ecologistas, punta de lanza en contra de las prospecciones. Ayer, Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/Bird Life y WWF lamentaron el anuncio de Repsol y calificaron el proyecto de «sinsentido», «disparate», «error» y «desgracia». El portavoz de Greenpeace, Julio Barea, anunció que las movilizaciones continuarán.

fuente: laverdad.es

21 de julio de 2014

La actividad de los talleres de coches cae un 2,8 por ciento en el primer semestre de 2014


La demanda de servicios de reparación y mantenimiento de automóviles no mejora. Así lo pone de manifiesto el balance del primer semestre del año realizado por la Federación Española de Empresarios Profesionales de Automoción, CONEPA, que estima en un 2,8 por ciento el descenso de la actividad en comparación con el mismo período enero-junio de 2013. Los talleres españoles muestran su decepción, impacientes porque se atisbe en el sector un cambio de tendencia en la evolución económica de las empresas.

CONEPA ha analizado el comportamiento de cada uno de los meses del año transcurridos hasta la fecha y destaca especialmente la mínima incidencia que han tenido la Semana Santa o el puente de mayo. Llama la atención de manera especial la evolución de junio, tradicionalmente uno de los mejores meses del año por la afluencia de vehículos a los talleres para la preparación de los desplazamientos estivales. En 2014, el séptimo mes del año decepcionó, tras un mayo en el que se registró un levísimo aumento de la demanda, 0,5 por ciento, suficiente para animar a los empresarios del sector a pensar que en junio se podría confirmar la tendencia al crecimiento.

El sector de la reparación y mantenimiento de vehículos acusa una continuada pérdida de rentabilidad motivada por la enorme competencia en el mercado y por la caída de los precios de los recambios. En los primeros seis meses de 2014, se confirma la mejor evolución de la especialidad de electromecánica frente a la carrocería (chapa y pintura), aunque el diferencial entre ambas se ha reducido en el segundo trimestre.

Según datos de CONEPA, en el transcurso del presente ejercicio se han producido unos 550 cierres de empresas en toda España, aunque se han abierto unos 300 nuevos talleres. La pérdida de empleo global ha sido algo menor de 1000 personas.

Con respecto a los primeros diez días del mes de julio, la demanda sí que se ha registrado un considerable aumento, aunque, a juicio de CONEPA, es pronto para confirmar un cambio de tendencia. Paralela a esta subida, las bolsas de empleo de las asociaciones integradas que disponen de ella están percibiendo un incremento en las peticiones de profesionales, aunque con carácter temporal (bajas de vacaciones y picos puntuales de trabajo).

CONEPA recuerda que, desde el inicio de la crisis, la actividad en la reparación y mantenimiento de vehículos ha caído algo más del 23 por ciento, se han cerrado en torno a 6.500 empresas y se han eliminado unos 15.000 puestos de trabajo. La cifra total de talleres, unos 47 mil puntos de servicio,  ha bajado en algo menos de 3.000 instalaciones, puesto que otros tantos emprendedores se han incorporado como empresarios al sector.

fuente: nota de prensa de CONEPA (Federacion Española de Empresarios Profesionales de Automoción)